lunes, 22 de agosto de 2011

1Kg. de tomates.

- Buenas, quisiera este kg. de tomates...
- Muy bien, alguna cosa más?...
- No, gracias, qué le debo?
- 70 cénts. de euro, por favor.
- Sólo!! Tan barato!! Esto al menos debería costarme 1,50...
- Bueno, es que aquí cuesta 70 cénts. el kg. de tomates...
- Demasiado barato, yo no puedo pagar ese precio... Así que hagame el favor de cobrame 1,50, como mínimo...
- A ver, señor, estos tomates me los trae mi primo, que tiene un huerto, no hay intermediarios, y usted tiene unos tomates de una muy aceptable calidad, a un precio nada abusivo...
- Sí, pero...
- Ahora, si lo que usted quiere es pagar más... aquí al lado en los grandes almacenes, en la sección frutería, por los mismos tomates, no, mucho peores, le cobraran seguramente el doble...
- Mire, yo no quiero esos tomates, yo quiero estos tomates... y no estoy dispuesto a pagar menos de 1,50 por ellos... hágaselo como quiera...
- Vale, muy bien... pero que conste que esto no se va convertir en costumbre... traiga, que se los vuelvo a pesar... a ver, son... sí, 1,54...
- Bien, ahora sí... esto ya me gusta más... aquí tiene, 1,55...
- Muy, bien, señor... Buenas tardes...
- Oiga, la vuelta!! Que me sobra un céntimo...

viernes, 15 de julio de 2011

JAMÓN SERRANO


Esta mañana, como muchos otros días, aunque no todos (hay que ahorrar), he ido a desayunar a un bar cercano de donde trabajo, en la media hora habitual que nos toca cada día para ello.
El "bocata del día" normalmente está bueno, y sale más barato, pues por un precio razonable (que no voy ahora a mencionar) tienes el susodicho bocata, más la bebida, más el café. Hasta ahí, bien.
Como cada vez que acudo allí a desayunar, busco entre el montón de ellos, algún periodico (si puede ser del dia) para hojear y leer un poquito... Normal, nada, todo, como siempre... Hoy, por suerte, he podido coger el del dia, y así que mientras espero que me traigan mi desayuno, pues nada, a hojear...
Llegan las olivas (detalle de la casa), y la fanta de naranja... y yo ya estoy viendo la portada del periódico: La foto de un niño africano malnutrido, y el titular que anuncia que "10 millones de personas pueden morir en África, a causa de la peor sequía de los últimos 60 años". Yo, mientrastanto, pico mis olivas, que están buenísimas, y bebo de mi fanta de naranja, con hielo, fresquita...
Me quedo mirando esa foto, noto que las lágrimas empiezan a acudir a mis ojos, y la mano del camarero aparece entonces plantándome delante de la cara el fabuloso bocata de lacón (hoy, bocadillo del dia), pan con tomate, por supuesto... buenísimo.
Evidentemente, pienso lo que todos, lo lógico: "Qué contraste, yo aquí, disfrutando de la comida, y delante la foto de este niño que no tiene prácticamente ni un sorbo de agua que llevarse a la boca"
Me detengo un momento, aunque le doy mordiscos a mi bocata, tengo hambre, y sé que yo no tengo la culpa de lo que estoy viendo y leyendo en el periódico (¿no la tengo?), y esto es lo que veo... Las camareras están preparando ya las mesas para servir el menú del mediodía (yo suelo desayunar bastante tarde)... la gente se sentará, tendrá varios platos para elegir, de quejará de si su bistec está poco o muy hecho, dudará de si quiere como guarnición patatas fritas o ensalada (yo acostumbro a pedir ensalada, por lo sano, aunque las patatas están muy buenas), en la tele, mientras, en un programa de estos matutinos, donde hay de todo, hablan de que si determinados alimentos son favorables para curar el cáncer de colon, e inmediatamente después salen no sé parejas de famosos muy bien vestidos, morenos y elegantes, de los que nos informan de no se que chorradas de que pasaran el verano no sé donde, si aquí o allí, pobres... luego, los grandes festivales de rock (a mi me encanta el rock), luego no sé qué, y todo es dinero, dinero, dinero... El bocata de lacón está bueno, las olivas también, mucho, y la fanta de naranja muy fresquita... Encima de mi cabeza, cuelgan decenas de jamones serranos, curados, de Soria, de no sé donde, buenísimos, aceitosos... En el bar también los venden, así como mucha variedad de embutidos, de diferentes procedencias españolas, y aceite de oliva de Jaén, etc, etc...
Mientras, alguién se queja en una mesa de al lado, de que si no tiene cobertura en el móvil, y otro habla de que este año no podrá ir a no se donde de viaje de vacaciones, por la crisis, ya se sabe... y otro de que... en fín...
El niño me mira desde la foto del periódico, a 10 cms. de lo que queda, poco ya, de mi bocata de lacón, a apenas 1 metro y medio de un imponente jamón serrano, que cuelga a escasos cms. por encima de mi cabeza... Yo me levanto, dejo el periódico en su sitio (el sitio de los periódicos), pago mi desayuno y me marcho, a seguir trabajando... Alguién me puede explicar qué es lo que está pasando aquí?...
(Y que conste que escribo esto mientras estoy picando unos cacahuetes buenísimos, y bebiendome una cerveza bien fresquita) :(

sábado, 11 de junio de 2011

Su Majestad es-coja...


Cuenta la leyenda... una anécdota que aconteció muchos años ha, y que tiene como protagonista a Don Francisco de Quevedo, fámoso personaje, que destacaba, entre otras cosas, a parte de sus quehaceres literarios, por su sentido del humor y su sarcasmo...
La cuestión es que, la corte real a la que el pertenecía (pues por esos tiempos tengo entendido que la poesía era cosa del disfrute de los nobles), era ni más ni menos que la de la reina Isabel "La Católica"... que al parecer, no estaba muy "católica" del todo, y, entre otras cosas, cojeaba un poquito.
Tal cosa era tema tabú, y nadie se atrevía a comentar ni a hacer ningún tipo de alusión al tema, por temor a ser castigado por la reina, que no consentía pues que nada ni nadie le recordaran que tenía aquel pequeño "defectillo" en el andar.
El Sr. Quevedo, que se ve que tenía un par, propuso en una ocasión el siguiente reto:  Aseguró que el sería capaz de decirle a la Reina, en su propia cara, que esta era coja... pero no una vez, no, sino DOS...
Evidentemente, nadie podía creer que esto fuera posible, al menos, no sin recibir inmediatamente después un solemne castigo, que no creian que el Sr. Quevedo deseara...
Pero Don Francisco de Quevedo aseguró que esto era posible, y cito a los presentes para el dia siguiente, que nada más y nada menos era el dia del aniversario de su alteza, momento en que leería unos nuevos poemas ante la reina, y llevaría a cabo también el tan atrevido acto que se había propuesto...
Así que el dia siguiente llegó, y estando ya todo el mundo reunido ante la reina, esperando a que Don Francisco de Quevedo llegara para recitar sus poemas, este se presentó, y lo primero que hizo fue ordenar que dos sirvientes depositaran, a modo de regalo para su reina, dos enormes ramos de flores, uno de claveles, y otro de rosas, a ambos lados del trono de su majestad.
Francisco de Quevedo, con toda solemnidad procedió:
       - En este dia tan señalado, su majestad, humildemente me propongo colmar mi deseo de halagaros, con estos hermosos ramos de flores... Pero me preguntaba, alteza, cuál de los dos sería más de su agrado... y no encontré respuesta.  Así que... "Entre el clavel y la rosa, Su Majestad es-coja... entre la rosa y el clavel, es-coja Doña Isabel...".
        Todo el mundo se quedó de piedra. Y no sábría decir cuál de los dos ramos escogió la reina. Pero lo cierto, es que uno de los dos escogió, y Don Francisco de Quevedo leyó luego sus poemas... Y había llevado a cabo su reto, saliendo ileso, había dicho por DOS veces, y delante de su cara, a la reina, que esta era coja. Me parece increible tal demostración de ingenio. Simplemente genial.

(esta anécdota la contó una vez en clase un profesor, siendo yo bastante pequeño, no sé si era en 3º o 4º de EGB, o era 6º, o si fue en el instituto, o si digo la verdad, ya no me acuerdo cuando fue, ni donde, ni quien la contó, pero lo cierto es que se me quedó grabada... quizá me he tenido que inventar alguna cosilla para explicar la historia -quizá realmente no era la reina Isabel La Católica, ni esta era coja-, pero lo esencial, que es lo que realmente tiene la miga, sí que más o menos ocurrió así).

Espero que os haya gustado.
    

viernes, 10 de junio de 2011

CENA BENÉFICA

Vamos a organizar una cena benéfica... invitaremos a destacados personajes públicos, y a las figuras más importantes de la alta sociedad... En ella serviremos suculentos platos, llenos de todo tipo de manjares, todos preparados por los más prestigiosos cocineros del momento... y así recaudar fondos para comprarles a los pobres arroz, fríjoles, maiz, mijo, y toda esa clase de porquerías que comen ellos...


domingo, 8 de mayo de 2011

EL HOMBRE-BOLSA


Descubrimos a un nuevo personaje. Este señor tiene la asombrosa facultad de convertirse en bolsa de plástico. No es una facultad muy "guay", así de entrada, pero él está muy contento con sus propiedades, y satisfecho de poder decir muy orgulloso que si quiere, pues eso, puede convertirse en bolsa de plástico. En sus propias palabras, cuando le echan en cara, que convertirse en bolsa de plástico no tiene demasiado "glamour": "Pues hazlo tú, anda, hazlo tú, listo... yo al menos me convierto en algo, cosa que tú no puedes hacer". Lo que sí ha querido dejar claro es que seguirá siendo una bolsa anónima, a pesar de las múltiples ofertas que ha recibido, ofreciendole asombrosas cuantías económicas, por parte de numerosas y conocidas cadenas de supermercados. Ha declarado: "Yo no me vendo, yo estoy aquí para hacer el bién, no para transportar patatas".
De momento, pero, no ha tenido oportunidad todavía de mostrar sus grandes cualidades (como heroica bolsa de plástico), ya que no ha surgido aun el caso donde pudiera lucirse y demostrarlas, salvando a alguien, etc... "Sí que ayudo a mi mujer en la compra, pero por que es mi mujer, y sí le consiento pues que a veces me use para guardar alguna cosita; o a veces también a mi hija si, por ejemplo, no se termina el bocata, pues le digo, -Trae, trae, que ya viene el papa...-, y se lo guardo para después".
De momento, esta es la vida no demasiado emocionante de El hombre-bolsa... (seguiremos informando)

domingo, 1 de mayo de 2011

GRANDES GRUPOS Y SOLISTAS DE LA HISTORIA DEL ROCK


Cuin, Dip Parpal, De Ju, De Polis, De Rolinc Estouns, Yu Tú, De Quiur, Depetx Mot, De Bitels, De Xacson Faif, Ebrizinc Bat De Gel, Eisidisí, Brus Esprincstin, Guaitesneic, Simpel Mains, Quís... CONTINUARÁ

EL HOMBRE-MOSCA. (the human fly)


Se ha descubierto a un increible personaje. Este ser humano tiene la asombrosa facultad de convertirse en mosca, según su voluntad. Cuando se encuentra en el estado de mosca (mosca común, más concretamente) su parecido con una mosca real es extraordinario, como puede apreciarse en esta foto, tomada ayer tarde mismo en su domicilio, por una persona de confianza del hombre-mosca. Se desconoce la causa de tal asombrosa facultad, ni otros datos más técnicos o de carácter científico, como de que si las verdaderas moscas lo detectan como intruso, o de si es capaz de aparearse (como mosca, pues este señor es padre ya de dos criaturas humanas). Por el momento, nuestro personaje, no ha querido desvelar su identidad humana, ni más datos sobre su persona... Lo que si nos ha pedido es que le gustaría que cuando nos refirieramos a él lo hicieramos en inglés como "THE HUMAN FLY", supongo que como influencia de las películas americanas, a las que sí ha confesado ser un gran aficionado en su vida humana (pues no sabemos si cuando se convierte en mosca mira la televisión, o qué se dedica a hacer... sería útil este hombre como espía, y también podría convertirse en un gran atracador de bancos, aunque sí que debería de ingeniárselas para sacar el dinero, pues por donde el pasara no pasarian otras cosas más grandes... de momento, y a pesar de disponer de tal inusual facultad, nuestro personaje desarrolla una vida normal, vivendo esta increible capacidad de transformación como algo anecdótico, sin más relevancia...) (seguiremos informando)